Nuevo intento para localizar el cuerpo de Juani Ramos, desaparecida desde el 2016, en Gran Canaria.

Un amplio contingente de efectivos de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se encuentran desde primera hora de la mañana en el norte de Gran Canaria llevando a cabo un nuevo dispositivo de búsqueda del cuerpo de Juani Ramos, la mujer desaparecida el 20 de agosto de 2016.

Desde el alba, un importante número de agentes de la Policía Judicial, apoyados por otros de diversas unidades, y más de 130 militares de su unidad de élite, se han podido ver en zonas repartidas entre los municipios de Arucas, Moya y Guía en un dispositivo supervisado por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, que es el encargado de llevar la instrucción de este procedimiento judicial.

En principio y según ha podido saber este periódico, hay numerosos efectivos policiales y militares por diferentes zonas después de que los investigadores hayan diseñado un importante plan de actuación que podría prolongarse hasta el jueves en zonas donde antes no se había rastreado.

Se han podido ver en la zona unidades caninas, buzos y varios drones, tanto de la policía como militares, además de numerosos vehículos ligeros y pesados buscando el cuerpo de la mujer que desapareció en 2016 después de que hubiese quedado para dar un paseo con su expareja, Miguel Ramos, que sigue siendo hasta la fecha en el único sospechoso de su muerte y está siendo investigado por el presunto homicidio de esta vecina del barrio de La Paterna.

Miguel Ramos fue detenido el 7 de septiembre de 2016 como principal sospechoso de la muerte de su expareja y después de que la autoridad judicial verificara cómo había mentido en numerosas ocasiones en sus declaraciones ante la policía y ante la propia magistrada María Auxiliadora Díaz. Por ejemplo, dijo en un primer momento que había ido a dar un paseo y luego la dejó a las doce de la noche en su domicilio de La Paterna después de haber estado en Las Torres, y luego los agentes comprobaron como las señales de ambos móviles los ubicaron por la zona norte de la isla (Moya y Arucas) hasta altas horas de la madrugada hasta que desapareció la señal de Juani.

La magistrada decretó la prisión provisional, comunicada y sin fianza para el acusado por los presuntos delitos de detención ilegal y homicidio, aunque tiempo después quedó en libertad.

Posteriormente y como adelantó en su momento CANARIAS7, en febrero de 2018 el sospechoso volvió a ser citado para declarar tras encontrarse de forma casual en el domicilio de la mujer una carta escrita por Miguel en la que el investigado hablaba de que sus problemas sentimentales los solucionaba escondiéndolos en una cueva submarina que conocía en la costa norte. Luego, en sede judicial negó tal hecho ante la magistrada y que esa carta no era suya, pero una pericial caligráfica determinó posteriormente que sí era de su autoría.

Desde la desaparición de Juani Ramos hasta la fecha se han llevado a cabo varias campañas de búsqueda protagonizadas por el CNP y la UME, entre otros cuerpos, sin conseguir encontrar el cuerpo de la desaparecida. Mientras, Miguel Ramos sigue teniendo que acudir a sede judicial dos días a la semana, tiene que avisar al juzgado si va a salir de la isla, se le retiró el pasaporte y pesa sobre él un embargo de sus bienes tras la fianza impuesta por la autoridad judicial de 180.000 euros.

Además, en esto años ha sido condenado por agredir a un periodista y estuvo a punto de ser encarcelado tras no acudir a firmar al juzgado durante varios meses sin justificación alguna.

Via Canarias 7



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por seguirnos...

CANAL YOUTUBE

TRADUCTOR

SUSCRIBETE ,AQUI.(Introduce tu correo).

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *