El Polideportivo Paco Artiles en duda si puede continuar con sus actividades deportivas en Telde.



Desde noviembre de 2019 el Ayuntamiento sabe que la intención de Lude Servicios, la empresa que gestiona el polideportivo municipal Paco Artiles, es la de no prorrogar el contrato más allá de abril del presente año, que es cuando expira. Así lo desveló el PSOE de Telde y lo ratificó Francisco Guerra, dueño de la entidad, a este medio. Pero sin movimientos en este tiempo por parte de la Administración y con la pandemia de por medio, el futuro de estas instalaciones, sus 48 trabajadores y los miles de usuarios se encuentra en el aire.

«El contrato incluye una prórroga opcional de dos años más, pero desde hace más de un año comunicamos que renunciábamos a la misma porque no nos salía rentable con las condiciones actuales», amplía Guerra, puntualizando que quisieron informarlo con tiempo para que el Consistorio tuviera margen suficiente de preparar los pliegos y volver a sacar la explotación del centro deportivo a concurso. «Como no nos decían nada, mandamos durante este tiempo seis o siete escritos recordándoles nuestra intención, y no se pusieron en contacto con nosotros hasta ahora», desvela.


El problema es que en menos de tres meses ya no da tiempo a una nueva licitación, por lo que la única alternativa que le queda a Telde es asumir las riendas del polideportivo o negociar con Lude una compensación mensual hasta que puedan volver a sacarlo a concurso. «Nosotros cuando entramos en 2012 realizamos una importante inversión, pero ahora hace falta darle otro lavado de cara a las instalaciones y con las condiciones actuales es imposible. Nos hemos quedado con la mitad de usuarios por culpa de la pandemia, pero es que ya era inviable desde antes del estado de alarma», resuelve Francisco Guerra, que recuerda que la Administración también tendrá que subsanar las pérdidas ocasionadas durante el confinamiento, tal y como recogen los decretos dictados por el Gobierno de España.

Sin embargo, en cuanto a esta alternativa, el dueño es pesimista. Se agota el tiempo y aunque estaría dispuesto a continuar si el Ayuntamiento reequilibra la concesión, entiende que hay una burocracia que habría que realizar en tiempo récord por la inacción que ha habido hasta ahora. «Lo que más me preocupa son los trabajadores, forman un equipo buenísimo pero ya les he dicho que la cosa pinta fea. Sería una pena y una injusticia que se quedasen en la calle», determina.

Se trata de un riesgo muy real, aunque el área de Deportes, en voz del concejal, Diego Ojeda, promete que la prioridad es que los empleados mantengan sus puestos de trabajo y que el polideportivo no eche el cierre. Una intención que, sin embargo, no convence a la oposición. El PSOE dice temer que el problema se resuelva de idéntica manera a lo que pasó con el Centro de Alzheimer, «donde jamás se volvió a adjudicar el servicio y muchas familias se fueron al paro», recuerdan.

Por todo ello, el principal grupo de la oposición solicita al alcalde, Héctor Suárez, que tome las riendas «e intente negociar con la empresa Lude el pago de la compensación por los desequilibrios económicos que se han ocasionado por la pandemia, tal cual se reflejan en los decretos dictados por el Gobierno de España, y de esta manera convencerlos que prorroguen el servicio hasta que este Ayuntamiento tenga preparado el nuevo pliego y saque a licitación el servicio», tal y como expresaron en un comunicado. Y es que el partido socialista, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, considera inviable que el Ayuntamiento tenga capacidad para asumir la gestión del Paco Artiles.

Via Canarias 7

RONALD RAMÍREZ ALEMÁN


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por seguirnos...

CANAL YOUTUBE

TRADUCTOR

SUSCRIBETE ,AQUI.(Introduce tu correo).

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *