Canarias preparada para una segunda oleada de Coronavirus.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, ha afirmado respecto a un posible rebrote de covid-19 que "va a pasar" y hay que estar preparados para afrontarlo, por lo que se ha elaborado un documento estratégico para reorganizar el Servicio Canario de la Salud en función de distintos escenarios de la pandemia.


Blas Trujillo aseveró este miércoles en el pleno del Parlamento regional que "estamos ante un reto de tal magnitud que no se ve con claridad dónde estamos metidos", en lo que calificó de situación "tremendamente excepcional".

El consejero se refirió a este asunto durante el debate de una interpelación sobre las previsiones de un plan de contingencia para hacer frente a cualquier posible rebrote del Covid-19 que formuló el diputado del grupo Nacionalista Canario José Alberto Díaz-Estébanez, para quien "hay más incertidumbres que certezas en el panorama sanitario" canario.

Blas Trujillo respondió que la incertidumbre es la provocada por la pandemia y por ello se han establecido distintos escenarios para adaptar toda la organización del sistema sanitario a su incidencia, además, en un marco que puede ser simultáneo al de la gripe estacional.

El documento estratégico de Sanidad se basa en tres indicadores, los criterios epidemiológicos, las medidas de contención y la capacidad suficiente de sistema sanitario y en concreto, de la atención hospitalaria y la atención primaria.

En función de los niveles de la pandemia se establecerá un cuadro de mando para gestionar los indicadores relacionados con el Covid-19 y los de la presión asistencial hospitalaria, y se establece que cada Gerencia deberá contar con una reserva de material de protección para al menos 3 meses, para lo que deberán asegurarse de que los proveedores cumplen con los requisitos de calidad exigidos por la UE.

También establece el documento que habrá que asegurar el equipamiento de electromedicina para servicios críticos y de urgencias, con especial atención a los respiradores y sistemas de monitorización, además de una adecuada reserva de medicamentos para estas unidades.

Además se harán auditorías internas para comprobar el cumplimiento de los protocolos de higiene y desinfección en cada centro y que haya un correcto dimensionamiento de las plantillas en todo momento en función de la demanda, por lo que la Consejería recomienda tener "bolsas" de reserva de enfermeros y auxiliares.

Al respecto, Sanidad recomienda regular de manera especial las vacaciones para asegurar que haya una plantilla adecuada y que se imparta formación exhaustiva a los técnicos de laboratorio, así como la creación de equipos de triaje en Urgencias y áreas para pacientes sospechosos de tener coronavirus.

El consejero recordó también que se valora la posibilidad de adelantar la campaña de vacunación de la gripe y que ésta se administre a más del 80 por ciento del personal sanitario y de los grupos de riesgo.

Este documento estratégico ha sido remitido al Ministerio de Sanidad y Blas Trujillo mostró además en el Parlamento las copias de los planes de contingencia de cada centro hospitalario público para actuar ante una nueva oleada de la pandemia.

Añadió el consejero que todos los presupuestos de cualquier gobierno están "patas arriba" por la afección de la pandemia y subrayó que Sanidad asignará aproximadamente 240 millones de euros en dos años al departamento, incluido el capítulo de compra de medicamentos.

Además habrá una transferencia de 70 millones y un suplemento de crédito por otros 30 millones para personal y equipamiento.

Aseveró también Blas Trujllo, quien dijo que a día de hoy el volumen de reservas de mascarillas en Canarias "es muy bueno, más que suficiente", que sigue analizando permanentemente "la intensidad" con la que se tendrán que utilizar las mascarillas en las islas.
Via Rtvc.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por seguirnos...

CANAL YOUTUBE

TRADUCTOR

SUSCRIBETE ,AQUI.(Introduce tu correo).

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *